Las Cucarachas

LAS CUCARACHAS

> El proyecto <


En 2008, junto a un equipo de unas 10 personas, se realizó un proyecto de carácter experimental. El texto (pre-texto, con-texto) que se utilizó fue Las cucarachas, de Stanisław Ignacy Witkiewicz y la Teoría de la Forma Pura, ensayo del mismo autor, en el que se discute sobre el valor de la "forma" en el trabajo artístico en general y en el teatro en particular.

El proceso supuso un encuentro con los límites de la rapidez. La obra se preparó en seis semanas, en un total de ocho ensayos de tres horas, en los que los catorce actores que conformaban el equipo trabajaron por grupos, para reunirse por primera vez el día del estreno, en junio del mismo año. La pieza duró cuarenta minutos.


> Vídeo resumen <






> Sinopsis <

En un reino lejano, una adormilada aristocracia sufre la invasión silenciosa de un grupo de cucarachas. Los altos cargos de la corte hacen caso omiso a las advertencias de los expertos. La invasión se hace cada vez más inminente y los instintos más bajos y tenebrosos se apoderan de los miembros de la corte.


> Equipo artístico <

Intérpretes
La reina: Ester Roma
El rey: Babu Cham
El perro: Paula Blanco
Los expertos: Pol López, Benoit J.Laudenbach , Pep Carbonell
Las cucarachas: Ramón Bonvehí, Kisiel Bartek, Asia Zygmuntovig, Jorge Gallardo, Mireia Illanola, Lara Díaz, Antonio Pérez.

Asistencia coreográfica y vídeo
Patricia Caballero

Dirección
Michał Derlatka

Ayudante de dirección
Jorge Gallardo


> Poética <

Fábula escénica.
Un puñado de líderes.
Una aristocracia ajena al mundo.

Alimentando con sus excrementos el nacimiento de su propia muerte, la aristocracia es invadida por una plaga de cucarachas. Pero la crueldad de los poderosos es tal, que esquivan el golpe de estos terribles insectos sacrificando las vidas de sus subalternos.

El tono absurdo y fantástico del texto de Witkiewicz, escrito por el autor cuando contaba únicamente con ocho años de edad, permite un trabajo de acumulación de sentidos. Las elipsis del texto, de una extensión mínima, quedan explicadas en la puesta en escena gracias a las acciones de los intérpretes. Acciones que cada intérprete desarrolla por cuenta propia, siguiendo unos parámetros básicos. Así, los intérpretes son más conscientes de su propio papel en la pieza, que de la obra que generan conjuntamente.

A parte de suponer un ejercicio sobre la rapidez, el experimento de Las Cucarachas intenta comprobar el valor de una composición de estas características, en la que la colisión de las "partes" origina la creación del "todo", invirtiendo la jerarquía usual en el proceso de creación.

Entradas populares de este blog

La Intrusa

Fotos para imitar posturas